Beneficios del agua del mar

En China, el agua marina se utiliza desde hace más de 4 mil años. El pionero fue el emperador Fu-Shi, conocido como el padre de la medicina marina. Él recomendaba beber agua de la playa, consumir algas y sales para poder recuperar y conservar la salud. Más cerca de nuestro tiempo, el investigador francés René Quinton descubrió que los componentes del agua marina eran los mismos que están en las células del cuerpo, siendo muy similar al plasma de la sangre.

Por ello es que continuó con su investigación entre 1910 y 1950 junto al Doctor Jarricot, con quién fundó los llamados “Dispensarios marinos”. Allí se usaba agua de mar para curar diversas enfermedades, como ser el cólera, la tiroides, la desnutrición y los problemas de la piel. Pudieron así salvar miles de vidas, sobre todo niños. Luego se envasaba el agua del mar y se la denominaba “plasma marino”. Estos dispensarios fueron también creados en otros países del mundo, como ser Colombia, Argentina, España, México, Uruguay y Sudáfrica. Nuevos estudios han revelado que el agua de mar limpia el intestino grueso, da energías, mejora las defensas y desintoxica el organismo. Si los niños desnutridos beben tres vasos de agua de mar por día, desaparecerá su problema y mejorará su salud.

También es interesante añadir que en Barcelona existe un proyecto donde se rehabilita a personas adictas al alcohol y a las drogas, con resultados muy buenos.

Propiedades del agua marina

En primer lugar, debes saber que el agua de mar tiene una composición diferente a la que se encuentra en lagos, lagunas o ríos (dulce). Esta posee Zinc, yodo, potasio y oligoelementos que la convierten en una gran “amiga” para nuestra piel y el cuerpo en general. Entre las principales propiedades del agua marina podemos encontrar su efecto antibiótico, ideal para avanzar en procesos de cicatrización de heridas.

Por otro lado, flotar en el mar o nadar entre las olas sirve para relajar los músculos por el Yodo, que a su vez favorece a recuperarnos de ciertas lesiones. Es ideal para los que están haciendo rehabilitación o post operatorios.

A aquellas personas con enfermedades o problemas respiratorios se les suele recomendar respirar la brisa del mar y darse baños en la playa ya que el agua salada favorece a que los pulmones puedan eliminar todas las toxinas o elementos ajenos. Entonces, para tos con flema, catarros y otras dolencias más severas, ir al mar es una excelente cura.

Por otra parte, los pacientes con problemas reumáticos, tales como la artritis o la artrosis se benefician sobremanera con el agua de mar, si se realizan baños en la playa, pueden disminuir los intensos dolores que suelen caracterizar a estos padecimientos.

Al contener magnesio, el agua de mar ayuda a calmarnos y a eliminar la ansiedad.Es por ello que pasar algunos días en la playa cuando no hay tanta gente o en los balnearios alejados de los centros urbanos es una terapia que se recomienda para los que sufren de trastornos nerviosos, depresión o estrés, leve o severo.

Cuando se disfrutan de los paseos por la playa además de hacer ejercicio y despejar la mente, aprovechar para hablar con tu pareja o mirar una puesta del sol, el agua salada masajea nuestros pies con las olas y a la vez, gracias a la textura de la arena que se mueve por el agua, se exfolian los talones.

Los que viven cerca del mar deben hacer una terapia en este lugar al menos una vez por semana. En verano, puedes darte un chapuzón al salir del trabajo y cuando hace frío puedes solamente respirar la brisa fresca desde la rambla. Ambas actividades son muy benéficas para tu salud. Si estás alejado de la playa, no esperes a tus vacaciones para ir, aprovecha algún fin de semana o feriado.

El agua de mar sirve para tratar problemas en el hígado y en los riñones, porque permite regenerar las células que se dañan por cirrosis, por ejemplo. En esta enfermedad se acumula mucho líquido en el vientre, pareciendo que el paciente está embarazado (sea hombre o mujer). Bebiendo agua de mar se puede eliminar esto. También hay casos de personas con insuficiencia renal que al beber agua marina no padecen más mareos, vómitos ni problemas para orinar.

Para las enfermedades de la piel como ser la psoriasis, se recomienda hacer friegas con agua de mar. Las escamas características se irán desprendiendo y cayendo solas. Lo mismo para el cuero cabelludo cuando acumula piel muerta y picazón.

Se utiliza a su vez para tratar problemas de insomnio, en ese caso se aconseja ir a la playa a pasar el día, dar un paseo en la orilla del mar o simplemente quedarse frente a las olas durante una hora respirando la brisa. Eso automáticamente cansa a la persona, quiénes duermen plácidamente es noche.

Qué debes hacer si te pica una medusa

Con el verano llegan las vacaciones y con ellas son muchas las personas que escogen la playa como destino. El sol y el mar son grandes atractivos de esta época estival, aunque también tienen sus puntos negativos: las medusas.

Mientras disfrutamos de la playa podemos llevarnos una sorpresa desagradable. Hay que tener mucho cuidado con ellas, pues sus picaduras resultan muy molestas y si no se tratan adecuadamente, pueden llegar a dejar marcas.

Ser precavido es la mejor solución. Estar alerta por si acaso, sobre todo si nos bañamos en lugares donde suele haber medusas. Pero por si de todas formas nos llevamos alguna picadura este verano, es importante saber cómo actuar ante esta circunstancia.

Las picaduras de estos animales suelen ser bastante dolorosas, por lo que en un primer momento lo principal será aliviar el dolor. Para ello son muchas las personas que recurren a remedios populares, que aunque están muy extendidos, difieren bastante de las recomendaciones de los expertos.

Es muy probable que hayas escuchado alguna vez algunos de estos métodos caseros, como verter vinagre o amoníaco sobre la herida. Hay incluso quien defiende que un poco de orina es la mejor solución.

Sin embargo, las recomendaciones de quienes conocen bien estas heridas no tienen nada que ver con estos trucos. Los expertos aseguran que lo principal es que no toquemos la zona afectada con nuestras manos si no queremos que se extienda, y por tanto que el dolor se multiplique. Es decir, que por mucho que te pique o duela, no se te ocurra rascarte.

Lo ideal es enjuagar la zona afectada con agua salada -qué suerte estar al lado del mar-, pero sobre todo hay que recordar no utilizar para ello agua dulce, puesto ésta podría reactivar la sustancia tóxica que ha desprendido la medusa.

Una vez la herida este limpia, lo mejor para aliviar el dolor el aplicar frío durante unos 10 minutos en la zona. Si estamos en la playa y llevamos bebida fría, ésta puede servirnos, de lo contrario seguro que podemos encontrar un puesto en el que comprar un polo para acercarlo a la herida.

Hecho esto, el dolor debería ser menos intenso. Entonces podemos acercarnos a una farmacia y pedir una crema con cortisona, para que la herida vaya curándose. Lo mejor es taparla con una gasa, sobre todo los primeros días, para evitar infecciones. Cuidado con el sol, porque si exponemos la herida antes de que esté curada puede dejar una marca.

Siguiendo estos consejos la herida debería curarse correctamente. Pero si pasados unos días el dolor sigue siendo intenso, lo mejor es acudir al médico para asegurarnos de que está sanando bien.

Cómo cuidar un pez correctamente

1

Deberás conocer las necesidades nutritivas de la especie de peces que tengas como mascota.

2

En la mayoría de casos, se recomienda completar la alimentación de nuestros peces con otras fuentes de alimento, por ejemplo en momentos particulares como la reproducción

3

El agua limpia es otro de los puntos más importantes a la hora de cuidar a nuestros peces de la forma más apropiada.

4

Estos animales respiran oxígeno del agua, por lo tanto, es esencial que dispongan de todo el oxígeno que necesitan. Para ello, podéis instalar una bomba de aire que asegurará que el agua esté correctamente oxigenada.

5

No se recomienda utilizar agua cogida directamente del grifo, ya que esta contiene cloro, muy perjudicial para nuestros peces. Podéis acercaros a vuestra tienda de mascotas y pedir productos que eliminan el cloro.

6

También os deberéis asegurar de que el agua que ponéis en el acuario o pecera está a la misma temperatura que la que ya hay.

7

De la misma manera, los peces necesitan un ambiente bien iluminado, pero la luz directa del sol no es la mejor forma de proporcionársela, ya que -entre otros motivos- puede provocar la proliferación de algas.

8

Lo más adecuado es utilizar iluminación eléctrica para que nuestros peces dispongan de la luz que necesitan y, además, el acuario tendrá un aspecto más cuidado y bonito.

9

Para que puedas disfrutar de unos peces felices se necesitan una serie de cuidados específicos. Todo lo necesario para un perfecto cuidado de los peces de agua fría lo puedes encontrar en la tienda para peces de Miscota. Además, si no has tenido peces anteriormente, te recomendamos uno de las peceras y acuarios que ofrecen, ya que son muy completos.