Las profundidades del mar

La variedad de la vida

En las profundidades del océano, la diversidad de la vida es difícil de creer. ¿Y si el gran reto del futuro está allí, en lugar de la exploración espacial?
Los exploradores todavía tienen trabajo para hacer. La palabra, sin embargo, casi parece poca. ¡Explorador, se habla de un negocio del futuro! Sin embargo, la cartografía de la Tierra no es completa, no sabemos todo del planeta y aun así ya hemos enviado hombres a Marte. Y la última frontera, los territorios desconocidos ahora están… en el fondo de los océanos.
A grandes profundidades, la diversidad de la vida es difícil de creer. Se sabe, por ahora, sólo una pequeña parte de las fascinantes criaturas que viven allí. ¿Y si el gran reto del futuro está allí, en 20.000 leguas de viaje submarino, en lugar de en la exploración espacial?
El abismo, tiene recursos para explotar – metales preciosos, gas, petróleo – con todos los temores que plantea. Sino también una gran esperanza para la humanidad: mediante la observación de las profundidades del océano, podríamos hacer importantes descubrimientos médicos. Tomar en ejemplo y observar la biodiversidad abisal sin ponerla en peligro: esto es todo un reto para las próximas décadas.
Esta semana nuestro viaje hacia el futuro nos lleva a la parte inferior. Ambos se advierten, está oscuro y la presión es insoportable. Pero en esta oscuridad, estaremos impresionados por los organismos vivos.

Sensibilizar los más jovenes

Para poder ver los seres vivos que se encuentran en el oceano tán profundo sin tener que soportar la presión, lo mejor es ir a un parque temático, con promociones Loro Parque los niños pordrán descubrir las maravillas del mar.
Le recomiendo ir en este sitio web para encontrar equipamiento y llevar a los más jovenes al mar para sensibilizarlos más a este recurso increíble que tenemos que es el mar : https://www.mascupon.com.mx/tiendas/cupon-aliexpress/ o en mascupon para tener descuentos y con Hawker para estar equipado de los pies a la cabeza.

Moby Dick

Moby Dick, la gran ballena blanca que persiguió con su furia vengativa al capitán Ahab, parece un monstruo en la novela de Herman Melville. Este escritor habló con conocimiento cuando describió los ataques de esta ballena. Él mismo había participado en un ballenero y participó en esta cacería sangrienta.

Esta es una historia real que inspiró este clásico de la literatura. Owen Chase, un marinero que estaba en el barco ballenero Essex, describe en su diario el evento. En noviembre de 1820 el barco estuvo frente a las Islas Galápagos, cuando se encontró con un cachalote de 28 metros. El animal, en lugar de huir, cobró dos veces con su cabeza el barco, que se hundió. Los 20 hombres de la tripulación (de los cuales 7 negros) subieron en tres barcos salvavidas. Había comida para 2 meses y pensaron que podían llegar a la costa americana en 30 días.
Por desgracia, navegaron a ciegas durante varias semanas. Cuando no había casi nada que comer, un marinero negro murió. Los sobrevivientes decidieron comer su cadáver. Todos los negros murieron y fueron utilizados como alimento para los demás. Entonces, como los náufragos todavía tenían hambre y que todos los negros ya estaban muertos, la otra víctima fue elegida por sorteo. Charles Ramsdell mató a su amigo Owen Coffin.
Otros hombres también fueron asesinados. Un barco inglés, La India, se encontró a los supervivientes a los 89 días. Algunos estaban royendo los huesos de sus compañeros muertos. En realidad, a Owen Chase hizó como el capitán Ahab de Moby Dick: en lugar de tratar de vengarse del animales, reanudó con la caza de ballenas y se hizo millonario.

Beneficios del agua del mar

En China, el agua marina se utiliza desde hace más de 4 mil años. El pionero fue el emperador Fu-Shi, conocido como el padre de la medicina marina. Él recomendaba beber agua de la playa, consumir algas y sales para poder recuperar y conservar la salud. Más cerca de nuestro tiempo, el investigador francés René Quinton descubrió que los componentes del agua marina eran los mismos que están en las células del cuerpo, siendo muy similar al plasma de la sangre.

Beneficios del agua del mar

Por ello es que continuó con su investigación entre 1910 y 1950 junto al Doctor Jarricot, con quién fundó los llamados “Dispensarios marinos”. Allí se usaba agua de mar para curar diversas enfermedades, como ser el cólera, la tiroides, la desnutrición y los problemas de la piel. Pudieron así salvar miles de vidas, sobre todo niños. Luego se envasaba el agua del mar y se la denominaba “plasma marino”. Estos dispensarios fueron también creados en otros países del mundo, como ser Colombia, Argentina, España, México, Uruguay y Sudáfrica. Nuevos estudios han revelado que el agua de mar limpia el intestino grueso, da energías, mejora las defensas y desintoxica el organismo. Si los niños desnutridos beben tres vasos de agua de mar por día, desaparecerá su problema y mejorará su salud.
También es interesante añadir que en Barcelona existe un proyecto donde se rehabilita a personas adictas al alcohol y a las drogas, con resultados muy buenos.

Propiedades del agua marina

En primer lugar, debes saber que el agua de mar tiene una composición diferente a la que se encuentra en lagos, lagunas o ríos (dulce). Esta posee Zinc, yodo, potasio y oligoelementos que la convierten en una gran “amiga” para nuestra piel y el cuerpo en general. Entre las principales propiedades del agua marina podemos encontrar su efecto antibiótico, ideal para avanzar en procesos de cicatrización de heridas.
Por otro lado, flotar en el mar o nadar entre las olas sirve para relajar los músculos por el Yodo, que a su vez favorece a recuperarnos de ciertas lesiones. Es ideal para los que están haciendo rehabilitación o post operatorios.
A aquellas personas con enfermedades o problemas respiratorios se les suele recomendar respirar la brisa del mar y darse baños en la playa ya que el agua salada favorece a que los pulmones puedan eliminar todas las toxinas o elementos ajenos. Entonces, para tos con flema, catarros y otras dolencias más severas, ir al mar es una excelente cura.

Por otra parte, los pacientes con problemas reumáticos, tales como la artritis o la artrosis se benefician sobremanera con el agua de mar, si se realizan baños en la playa, pueden disminuir los intensos dolores que suelen caracterizar a estos padecimientos.
Al contener magnesio, el agua de mar ayuda a calmarnos y a eliminar la ansiedad.Es por ello que pasar algunos días en la playa cuando no hay tanta gente o en los balnearios alejados de los centros urbanos es una terapia que se recomienda para los que sufren de trastornos nerviosos, depresión o estrés, leve o severo.
Cuando se disfrutan de los paseos por la playa además de hacer ejercicio y despejar la mente, aprovechar para hablar con tu pareja o mirar una puesta del sol, el agua salada masajea nuestros pies con las olas y a la vez, gracias a la textura de la arena que se mueve por el agua, se exfolian los talones.
Los que viven cerca del mar deben hacer una terapia en este lugar al menos una vez por semana. En verano, puedes darte un chapuzón al salir del trabajo y cuando hace frío puedes solamente respirar la brisa fresca desde la rambla. Ambas actividades son muy benéficas para tu salud. Si estás alejado de la playa, no esperes a tus vacaciones para ir, aprovecha algún fin de semana o feriado.
El agua de mar sirve para tratar problemas en el hígado y en los riñones, porque permite regenerar las células que se dañan por cirrosis, por ejemplo. En esta enfermedad se acumula mucho líquido en el vientre, pareciendo que el paciente está embarazado (sea hombre o mujer). Bebiendo agua de mar se puede eliminar esto. También hay casos de personas con insuficiencia renal que al beber agua marina no padecen más mareos, vómitos ni problemas para orinar.
Para las enfermedades de la piel como ser la psoriasis, se recomienda hacer friegas con agua de mar. Las escamas características se irán desprendiendo y cayendo solas. Lo mismo para el cuero cabelludo cuando acumula piel muerta y picazón.
Se utiliza a su vez para tratar problemas de insomnio, en ese caso se aconseja ir a la playa a pasar el día, dar un paseo en la orilla del mar o simplemente quedarse frente a las olas durante una hora respirando la brisa. Eso automáticamente cansa a la persona, quiénes duermen plácidamente es noche.